El 20 de julio celebramos la independencia realizando un recorrido por la zona de Teusaquillo, con una ruta por diferentes casas y proyectos emergentes que permite conocer nuevos espacios. Esto nos ha permitido fortalecer la actividad cultural en Teusaquillo y sus alrededores con el fin de apoyar y visibilizar cada proyecto en su individualidad.

Para finalizar nuestro recorrido, ya es tradición el rompimiento de florero en nuestro espacio con el fin de transmitir un mensaje a la comunidad sobre las problemáticas del país, porque la independencia la da la cultura y no la guerra.